¿QUIEN ES NORMAL EN LA SOCIEDAD?
Determinar la normalidad de una persona se basa en compararla con la mayoría. Cuando el ejemplo no coincide, sobre todo por defecto, se considera a ese ser “anormal”, defectuoso… En “El Hombre Elefante” de Bernard Pomerance se abre como una herida feroz otra vez esta cuestión y el protagonista cuyo dolor es innegable, llega, sin embargo, a convertirse casi en un objeto de culto. La aristocracia, la iglesia, el mundo de la cultura “curiosean” en ese dolor y hasta llegan a sentirse iguales a él, porque el ojo social ha girado hacia ese ser para mirarlo y hacer la pantomima de la adoración, cuando en realidad previamente han sentido, fastidio, repugnancia y asco…
La Moda hace algo parecido al exigir que todos nos parezcamos.
Por eso es inmensa la obra de Pomerance al instalar la pregunta sin respuesta: ¿Quién es normal en la sociedad?
El hecho de que la obra ocurra en el impiadoso mundo victoriano de finales del siglo XIX en Inglaterra, no es determinante: la pregunta sigue sin respuesta.
De ese mundo victoriano es, sí, la música de esta función con el más grande de los músicos ingleses de esta época: Edward Elgar (Variaciones Enigma y Concierto para Cello). Daniel Suárez Marzal

Ficha técnico artística

Autoría:
Bernard Pomerance
Versión:
Federico González Del Pino, Fernando Masllorens
Actúan:
Julieta Cayetina, Gustavo Garzón, Alejandro Paker, Raúl Rizzo, Graciela Tenenbaum, Marcelo Xicarts
Producción general:
Gabriel Garcia
Dirección general:
Daniel Suárez Marzal

boton-elefante